Senado discutirá proyecto que busca terminar con monopolio en mercado de medios de pago

|


Medio de pago

Tras el anuncio del Banco Santander sobre la no renovación del contrato con Transbank, la presidenta de la Comisión de Economía, la senadora Ximena Rincón señaló que “la concentración en el mercado no es buena”, por tanto, el Ejecutivo debiese preocuparse.

Al respecto, la parlamentaria puntualizó que “aquí ya había una decisión de fusionar desde el año 2016 todos los proyectos en esta materia y la decisión del mercado de abrirse a otro operador de la banca en particular da señales importantes, porque se desconcentra, lo que genera competencia”.

“La concentración en el mercado no es buena y que los mercados reaccionen hablan de que algo está pasando, por lo mismo, la autoridad tiene que preocuparse”, agregó.

Por lo anterior, la congresista adelantó que la Comisión que lidera, va a poner en tabla el proyecto que busca terminar con el monopolio en mercado de medios de pago, una vez que se reorganice la agenda de la instancia parlamentaria.




Proyectos


El tema no es nuevo en el Senado. Al interior de la Comisión de Economía se han tramitado dos iniciativas que buscan ampliar la competencia de este mercado.

La idea de la primera propuesta es consagrar como un derecho del consumidor, el que se le proporcione mecanismos de pago seguros y fáciles de usar, debiendo el proveedor informarle respecto de los medios de pago disponibles para efectuar una transacción. Asimismo, obliga a los bancos a contar con una interfaz de programación de aplicaciones a través de la cual, cualquier persona, incluida Transbank, pueda realizar operaciones bancarias.

La segunda iniciativa va en la misma dirección.


Contexto


A fines de septiembre, el Banco Santander informó que no renovará su contrato, que data de 1997, con la operadora de tarjetas de crédito y debido Transbank. A través de una carta, la entidad explica que el objetivo de la medida es generar una mayor competencia a través de la personalización de sus productos y servicios.

Se ha aventurado que las verdaderas razones de la no renovación del contrato están en que la Banca se está preparando para los eventuales que tendrá la normativa antes que sean impulsados de manera obligatoria.