​Marcel por segundo retiro de fondos previsionales: impacto en actividad sería menor y más acotado temporalmente que el primero

|

Mario marcel3El presidente del Banco Central, Mario Marcel, expuso sus aprensiones respecto al proyecto de reforma constitucional referido a permitir un segundo retiro de fondos de pensiones, iniciativa que ayer fue aprobada por la Comisión de Constitución del Senado quedando en condiciones de ser votada en la Sala de la corporación.

En su ponencia ante la citada comisión, la autoridad remarcó que “es buena práctica evaluar reformas anteriores, antes de repetirlas o ampliarlas. Tal ejercicio se aborda en esta presentación, con la información disponible, antes de comentar nuevas propuestas.”

En tal sentido, apuntó que el retiro de 10% de ahorros previsionales autorizado por la reforma constitucional anterior (Ley 21.248, D.O.30/07/2020), “fue una medida importante para las finanzas de los hogares y el comportamiento de los mercados financieros”. Consignó que “esto significó aportar liquidez a los hogares, reduciendo sus ahorros previsionales de largo plazo”, al tiempo que “su implementación requirió la liquidación masiva de activos por parte de los fondos de pensiones. “ Ello, considerando que hasta finales de octubre más de 10 millones afiliados, de un total de 12,4 millones, solicitaron retiro de fondos. De estos, casi 2 millones de personas retiraron la totalidad de sus fondos. El total de fondos pagados hasta ahora es equivalente a 17 mil USD MM, equivalente a su vez a 6,7% del PIB o 13,5% del ingreso del trabajo 2019. En definitiva, subrayó, “el retiro del 10% de FP tuvo efectos significativos en la liquidez en pesos del sistema y su composición, aumentando el circulante”.

En tanto, señaló que un segundo retiro estará más concentrado en afiliados pertenecientes al 20% más rico de la población. “Dado que este segmento ya hizo un retiro de la misma magnitud y que su propensión al consumo habitual es menor, el impacto sobre el consumo privado, la demanda interna y el PIB sería menor”, aseveró agregando que un nuevo retiro parcial “tendrá un componente mayor de beneficio tributario por exención de impuesto a la renta para afiliados del quinto quintil, por corresponder a tasas marginales mayores. Esto contrasta con la menor magnitud del retiro del primer quintil, al excluir a afiliados que quedaron con saldo cero. De hecho, el beneficio tributario acumulado para el 20% más rico sería largamente superior a todo el segundo retiro del 20% más pobre”.

Marcel enfatizó, asimismo, que “un segundo retiro de 10% de FP presionaría en el corto plazo el mercado monetario y el de bonos bancarios, y relevantes liquidaciones de activos externos. El efecto sobre precios dependería de demanda, expectativas de nuevos retiros y margen de acción de reguladores.”

Entre los elementos que podrían mitigar el impacto sobre el sistema, sugirió prolongar el plazo de entrega y permitir entrega parcelada, al menos para pagos de montos mayores, restringir cambios de fondo durante todo el período de retiro de fondos y establecer diferencias respecto del primer retiro, particularmente para grupos de mayores ingresos.

El presidente del Central manifestó que el primer retiro “está teniendo un impacto relevante sobre el consumo, la demanda y la actividad en 2020. El BCCh estima este último en 1,2% del PIB, con un saldo menor adicional en 2021. Esto permitió compensar el efecto sobre la actividad de la extensión de las cuarentenas respecto de lo previsto en proyecciones previas.” Aún así, advirtió, “la eficiencia de la medida en términos de impacto sobre el PIB es limitada, dado que para obtener el referido 1,2% adicional de crecimiento fue necesario reducir los ahorros previsionales en 6,5%. Por su parte, la reducción en ahorros previsionales pueden incidir sobre la inversión y la dependencia de financiamiento externo de la economía, o ambos.”

A su vez, afirmó que “los efectos económicos de un segundo retiro no pueden suponerse iguales a los del primero. Hay numerosas diferencias que comienzan por cambios en la definición de la medida (excepcional y única), los beneficiarios, el escenario económico, la composición de los fondos y los desafíos de la liquidación de activos.” En términos de actividad, dijo, “el impacto sería menor y más acotado temporalmente, al concentrar más sus beneficios en afiliados de mayores saldos y mayores ingresos. Parte de este menor impacto real puede deberse al efecto de nuevos aumentos de consumo durable en mercados que no han repuesto stocks.”