Medicamentos a domicilio: otra gran vía de expansión otorgada por el e-commerce

|


Vtex

Actualmente, la tendencia a usar dispositivos móviles conectados a internet ha provocado un aumento explosivo de la adquisición de bienes y servicios a través del comercio online. Para este 2019, la Cámara Nacional de Comercio Electrónico ha proyectado un aumento de 30% en las transacciones que se realizan en línea.

Sin embargo, aún existen muchos mitos en torno al comercio electrónico que han provocado que algunos rubros se mantengan reacios a evolucionar junto con las nuevas tecnologías. Uno de ellos es la industria farmacéutica.

La venta “bajo receta médica” ha generado que las farmacias más tradicionales no vean en el e-commerce una oportunidad fructífera de comercialización, pese a que en la actualidad la mayoría de ellas vende productos sin receta y ha ampliado su oferta a los rubros de belleza, higiene personal, suplementos proteicos, artículos para lactantes, entre otros. Hoy en día, las personas que van a la farmacia no sólo buscan un medicamento en particular, sino también otros productos que se ofrecen en góndolas y vitrinas.

La creencia de que el comercio electrónico no es adecuado para el sector farmacéutico ha sido desmitificada hace años en países como Estados Unidos o Canadá, donde la transacción a través de plataformas digitales representa hoy cerca del 20% del total de ventas de productos. Allí, existen ejemplos claros de venta electrónica, donde las personas envían una receta digital o captura de pantalla a la farmacia para concretar la venta y -en caso de que el medicamento requiera receta retenida- el cliente entrega la orden física al momento de recibir el pedido, y los farmacéuticos revisan y validan la información, notificando al usuario en caso de alguna irregularidad.

Las farmacias de esos mercados se han subido al carro del e-commerce evaluando, primeramente, el stock de productos que pueden otorgar sin receta médica, y luego, si deben incluir la opción de medicamentos recetados. Además, han invertido en una plataforma electrónica que les permita dar confianza a sus clientes, tanto en la forma de ofrecer los productos como en opciones de pago, y, por último, han seleccionado una o varias opciones de entrega: delivery inmediato, diferido, click & collect, entre otros.

Los clientes valoran contar con la mayor cantidad de información sobre las tiendas y lo que éstas ofrecen, y justamente, mediante el e-commerce, tienen la posibilidad de saber si un producto o medicamento se encuentra o no disponible y, en caso de no estarlo, conocer la fecha exacta de reposición del producto.

Por otro lado, el comercio online permite a los usuarios optimizar las compras ahorrando tiempo de traslado y espera de atención. Gracias a éste, las empresas pueden brindar atención preferencial en todo momento o entregar alternativas más cómodas a los clientes, sobre todo a aquellos que por diferentes motivos no pueden acudir hasta una sucursal. Junto con esto, ofrece la posibilidad de ampliar el público objetivo, aumentar presencia en el mercado y hacer crecer las utilidades.

El comercio electrónico se ha transformado en una tendencia en todos los rubros y las farmacias no pueden quedarse atrás. Según un estudio elaborado por la compañía alemana Statista, se espera que para el 2021, el 17,5% del total de las ventas de los retailers provengan del comercio electrónico. Ante esto, lo mejor es entender las tendencias, necesidades y desafíos que se vienen para los próximos años.

Vt

Actualmente, el Ministerio de Salud está elaborando una normativa para regular la entrega de alim

entos a domicilio adquiridos a través de páginas web. Esperamos que este tipo de regulaciones se amplíe también a la industria farmacéutica y nos ayude a entregar más seguridad y confianza al comercio en línea.     



Javiera Riedel

Sales Enablement de VTEX Chile