Los principales cambios que se esperan para el IPoM de este lunes

|


Banco Central 6

Desde el Deparamento de Estudios de Banchile INversiones, indican que "el principal mensaje que esperamos en el Informe de Política Monetaria (IPOM) del Banco Central a conocerse el próximo lunes, es un sesgo menos contractivo en la conducción de la política monetaria." En particular, indica la entidad privada, "creemos que el nuevo escenario base del Central contemplará a lo más un alza de la tasa de interés este año, versus las 4 alzas que dejaba entrever el informe de diciembre. Este cambio obedece a una serie de cambios tanto en el escenario externo como en el interno".

Con respecto al informe de diciembre, estima la institución financiera, "se ha deteriorado el escenario económico internacional, conllevando a un sesgo más expansivo en los principales bancos centrales del mundo. Entre ellos, destaca el cambio significativo en el escenario planteado de la Fed, entidad que no volvería a subir la TPM en el transcurso del año. A lo anterior hay que añadir la ralentización de diversos indicadores manufactureros, riesgos relacionados con Brexit y la incertidumbre aún existente en cuanto a la evolución de la guerra comercial."

En el plano local, consigna, "aún no se ven señales robustas de recuperación en el mercado laboral, el consumo se ha desacelerado y la confianza del consumidor persiste en terreno negativo. Ello, en un contexto en que la inflación aún sigue debajo de la meta de 3,0%."

A raíz de lo anterior, "esperamos que el Banco Central ajuste su rango de crecimiento a 3,0% – 4,0% en 2019, 25 pb por debajo del intervalo señalado en el anterior informe. Esperamos que la inversión crezca alrededor de 6%, dejando entrever que seguiría impulsando el gasto interno. El consumo crecería alrededor de 3,2% este año", apunta Banchile Inversiones.

Este escenario, acota, sugiere que la economía aún tendría holguras de capacidad, lo cual retrasaría la convergencia de la inflación a la meta de 3,0%. En particular, estimamos que el IPC terminaría el año en 2,7%, alcanzando el 3,0% recién en 2020.

"Consecuente con todo lo anterior, esperamos una mantención de la TPM en la reunión de marzo y a lo más un alza adicional de 25 pb este año. Es importante destacar que esta mantención sería una pausa prolongada y no el término del ciclo de ajuste, ya que la TPM aún se encuentra en terreno expansivo. En otras palabras, creemos que el Central retomará las alzas de TPM sólo una vez que existan señales más convincentes de recuperación en el mercado laboral y una vez que se disipen ciertos riesgos externos. Sin embargo, no descartamos una mantención para el resto del año en caso que se profundice la desaceleración local y/o se deteriore aún más el escenario externo", concluye el reporte.