​FNE aprueba con medidas fusión entre empresas de gases Linde y Praxair

|


FNE

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó con medidas de mitigación la fusión de las empresas mundiales de producción y comercialización de gases Linde Aktiengesellschaft y Praxair Inc., que operan en Chile mediante sus filiales Linde Gas Chile S.A. y Praxair Chile Limitada, derivando en la creación de una nueva entidad denominada Linde plc.

La investigación, realizada en el marco del control de operaciones de concentración, se inició el 7 de febrero de 2018 y culminó el pasado 19 de octubre. Las medidas aprobadas por la FNE incluyen la desinversión de la totalidad de los activos de Praxair Chile, que deberán ser traspasados a un tercero independiente en un plazo máximo de nueve meses desde la aprobación de la operación, junto a otras medidas adicionales.

Los notificantes propusieron a MG Industries GmbH, joint venture constituido por Messer Group GmbH y CVC Advisers, como comprador adecuado del paquete de desinversión, nombre que fue aceptado por la FNE.

Mientras, como supervisor de la desinversión fue propuesta la empresa de auditoría global, con presencia en Chile, Grant Thornton International Ltd., lo que también aceptó la Fiscalía tras conocer antecedentes relativos a su independencia y capacidad.

Si bien desde el inicio de la investigación las partes propusieron la desinversión de los activos de la filial de Praxair en Chile a favor de un tercero independiente, la FNE alertó que dichas medidas no eran suficientes para mitigar la totalidad de los riesgos generados con la fusión, especialmente respecto de aquellos gases cuya fuente productiva se encontraba en entidades relacionadas a Praxair situadas en el extranjero.

En particular, la FNE determinó, entre otros, la existencia de riesgos de reducción sustancial a la competencia en el mercado del dióxido de carbono, ya que gran parte de este gas comercializado a nivel local por Praxair Chile provenía desde una entidad relacionada ubicada en Argentina. A ello se suma la existencia de barreras a la entrada considerables y los elevados índices de concentración de mercado que se generarían en Chile en virtud de la fusión.

Tras conocer este análisis de la FNE, las partes ampliaron su oferta inicial de medidas, incorporando además de la desinversión de los activos de Praxair en Chile la suscripción de un contrato de suministro de dióxido de carbono a favor del comprador del paquete desinvertido, en condiciones equivalentes a las disponibles para Praxair Chile.

Adicionalmente, los notificantes se obligaron a permitir que un tercero explotara las corrientes de dióxido de carbono bruto producidas en las instalaciones de su propiedad situadas en las dependencias de ENAP en la comuna de Hualpén, comprometiéndose a no intervenir en la determinación de sus variables de continuidad ni de calidad.

A juicio de la FNE el último paquete de medidas ofrecido tendería a evitar la verificación de riesgos a la competencia en la industria de los gases en Chile y la identidad del comprador propuesto por las partes permitiría restablecer la rivalidad competitiva en el mercado chileno.

La resolución y el informe de aprobación serán publicadas en la página web de la FNE una vez elaborada la versión pública de dichos documentos.